ANIMALES

COMER CON CUIDADO

Esto es lo que pasa: La vida de los animales en las granjas industriales modernas no es nada agradable. Olvídate de la imagen del corral idílico que ves en los libros para niños. En términos generales, esos lugares no existen desde que tus abuelos usaron pañales.

Cada día en las granjas industriales actuales, más de ocho mil millones de animales son confinados en establos sin ventanas, pequeñas cajas vacías y jaulas de alambre mugrientas. La gran mayoría de estos animales son mutilados sin analgésicos, se les niega el cuidado veterinario y al final son asesinados. Tristemente, casi no cuentan con protección legal. En pocas palabras, sus vidas son un infierno que no desearías ni para tu peor enemigo.

Mientras que la gran mayoría de los animales criados para el consumo humano viven y mueren en la miseria, unos pocos afortunados han escapado de este destino cruel después de ser rescatados por defensores animales. Éstas son sus historias:
La vida en
una granja
industrial
La vida en
una granja
industrial
La vida en
una granja
industrial

HOPE

Su historia no es nada más ni nada menos que un milagro. La vida de Hope ahora consiste en tomar baños de tierra, posarse en los árboles y charlar con sus amigas en el gallinero. Pero no siempre fue así. Hope fue encontrada en una pila de aves muertas en una granja industrial de huevos. Apenas y seguía viva cuando un joven defensor la rescató.

Aproximadamente 250 millones de gallinas como Hope están encarceladas cada año en las modernas granjas industriales de huevos, donde no les permiten disfrutar de casi todo lo que les es natural.

Las gallinas están hacinadas, donde cada ave tiene un espacio más pequeño que un iPad para vivir toda su vida.

No pueden extender las alas, andar ni buscar comida. Cuando son bebés, les cortan el pico con una navaja candente. Es un procedimiento extremadamente doloroso y muchas gallinas se mueren de hambre porque hasta comer les causa un dolor insoportable.

Los machos nunca tienen una oportunidad de vivir. Ya que no ponen huevos, son sacrificados poco después de nacer. Algunos sontriturados estando aún vivos. Otros mueren gaseados o sofocados.
Enjaulada en
una granja
industrial
Enjaulada en
una granja
industrial
Enjaulada
en una granja
industrial

OLIVE

Olive es una señorita valiente y afortunada. Ella salvó su propia vida al escaparse de un matadero de manera audaz y peligrosa.

Las cerdas como Olive son tratadas sin piedad en las granjas industriales.

Las mantienen embarazadas y encarceladas dentro de jaulas de gestación metálicas, tan pequeñas que ni siquiera pueden darse la vuelta, acostarse cómodamente ni mostrar ningún comportamiento natural.

Esta práctica es tan cruel que muchas cerdas se vuelven locas debido a la falta completa de estímulos. Hora tras hora, día tras día, no tienen más que hacer que morder las barras o golpearse la cabeza contra los lados de las jaulas.

Poco después de nacer, separan a los cerditos de sus madres y sufren mutilaciones sin analgésicos, como cuando les cortan la cola y les arrancan los testículos.

Ahora que fue rescatada y llevada a un refugio, Olive vive una vida placentera. Toma baños de lodo diarios, bueno, se revuelca en el lodo, y pasa el tiempo con sus mejores amigos.
Incapacitado por subir de peso de manera poco natural
Incapacitado
por subir de
peso de manera
poco natural
Incapaci-
tado
por subir
de peso
de manera
poco
natural

Ophelia

Ophelia es la mejor amiga del mundo. Te hará compañía cuando comes, se sentará tranquilamente y escuchará todas tus penas, e incluso te acompañará al spa para un buen baño de tierra.

Pero ahora en serio: como nosotros, los pollos forman vínculos estrechos con sus amigos y familias, son curiosos y disfrutan de sus entornos naturales.

Pero tristemente los “pollos de engorda” como lo fue Ofelia, están amontonados en establos mugrientos y agobiantes. Son criados tan rápidamente que muchos sufren de defectos de salud como ataques cardíacos y problemas con las piernas que los incapacitan.

¿Qué tan rápido crecen? Imagina un bebé de dos años que pese 160 kilogramos

Encerrado en un establo muy pequeño, en una granja de terneros.
Encerrado en un establo muy pequeño, en una granja de terneros.
Encerrado en un establo muy pequeño, en una granja de terneros.

Dylan

Dylan es un chico encantador y despreocupado. Le gusta tomar el sol, comer zanahorias y pasar el tiempo con sus amigos. Pero la vida de este dulce gigante no siempre fue tan fantástica. Nació en una granja lechera, lo separaron a rastras de su madre después de un día de nacido para venderlo como carne de ternera. Cuando una pareja compasiva hizo los arreglos para rescatarlo, Dylan fue encontrado atado a un poste cubierto de sus propias heces.

En una granja de terneros, Dylan hubiera sido encadenado por el cuello en un corral apenas más grande que su cuerpo antes de ser enviado al matadero a tan solo 16 semanas de edad.

Las vacas lecheras como la madre de Dylan también sufren vidas miserables. Como todos los mamíferos, las vacas producen leche para sus bebés. Para poder seguir produciendo leche, las vacas lecheras son inseminadas artificialmente cada año. Las alojan en compartimentos muy pequeños y casi ni tienen espacio para moverse. Después de aproximadamente cuatro años, las venden para ser sacrificadas.


LA VIDA SENSIBLE EN EL MAR

¿Los peces sienten dolor? Claro que sí. La ciencia moderna nos afirma que los peces experimentan dolor de una manera muy parecida a la de los mamíferos. Ellos también sienten placer. De hecho, los peces liberan una hormona que se llama oxitocina, la misma hormona emitida por los humanos cuando se enamoran.

Pero la vida en el mar no es sólo acerca de historias de amor. Cada año los barcos de pesca comercial atrapan miles de millones, sí, miles de millones, de peces de una manera muy cruel.

Los otros peces para consumo provienen de granjas industriales en donde viven amontonados en sucios criaderos llenos de enfermedades.



¿ES ACEPTABLE LA CARNE DE ANIMALES “BIEN TRATADOS”?

No. Es posible que se trate un poco mejor al porcentaje extremadamente pequeño de animales criados en granjas pequeñas, pero en realidad aún así muchos de estos animales son separados de sus familias y mutilados sin analgésicos, y sus muertes son siempre igual: sangrietas, violentas y completamente innecesarias.

¿QUÉ TAL LOS HUEVOS DE GALLINAS “SIN JAULAS”?

Casi cualquier cosa es mejor que la pesadilla de las granjas comerciales, pero desafortunadamente "sin jaulas" no significa sin crueldad.

La verdad es que las gallinas criadas sin jaulas viven hacinadas en establos agobiantes. Les cortan el pico y las matan a todas cuando dejan de producir muchos huevos. Y no te olvides de los machos. Al igual que en los sistemas de granjas industriales, los consideran inútiles y los matan después de nacidos.
 

 

COMPRUÉBALO
TÚ MISMO

Este video te revelará qué hay tras las puertas de las granjas industriales, los criaderos de peces y los mataderos en los Estados Unidos. Descubrirás el trayecto de los animales desde la granja hasta el refrigerador.
Este video te revelará qué hay tras las puertas de las granjas industriales, los criaderos de peces y los mataderos en los Estados Unidos. Descubrirás el trayecto de los animales desde la granja hasta el refrigerador.