Fuente Inagotable
de Proteínas
¿Quieres proteína de alta calidad sin la grasa saturada, el colesterol o la crueldad que implica la carne? Considera agregar estas fuentes ricas en proteína a tus comidas. ¿Ya mencionamos que son deliciosas?

Frijoles

Ya sean negros, pintos, rojos o blancos, los frijoles son baratos, fáciles de cocinar y están repletos de proteína. Abre una lata de frijoles y agrégalos a tacos, mézclalos con arroz sazonado o inclúyelos en la sopa. ¡Los frijoles lo pueden todo!

Lentejas

Populares en todo el mundo, las lentejas son deliciosas como sopa o con cebolla y zanahoria sobre el arroz. Y cada porción contiene 12 fantásticos gramos de proteína.

Carnes Vegetales

Desde hamburguesas vegetales hasta chorizo de soya, las carnes vegetarianas te hacen agua la boca y son ricas en proteína. Son perfectas para preparar rápida y fácilmente emparedados, asados y platillos que impresionarán al más carnívoro de tus amigos.

Tofu

Puedes agregar este alimento versátil a platillos salteados, hornearlo con salsa BBQ o asarlo a la parrilla. Marínalo o agrégale tus especias favoritas y asegúrate de escoger el tofu firme o extra firme para crear cenas sustanciosas.


Nueces y mantequilla de maní

La mantequilla de maní es un tentempié infalible y con las nueces puedes hacer aún más cosas. Agregar nueces, almendras, anacardos u otros frutos secos a tu cereal del desayuno o a ensaladas y platillos salteados, es una buena manera de volverlos crujientes y llenarlos de proteína. O sólo cómelos directamente del frasco.


Leche de Soya

La leche de soya es fantástica en el cereal o el batido del desayuno, y tiene tanta proteína como la leche de vaca pero sin colesterol ni crueldad. Prueba los diferentes sabores, como natural, vainilla o chocolate, para encontrar tu favorito.