FORMAS DE
TRANSICIÓN

No te exijas perfección

Dejar de comer carne no tiene que ser una cuestión de todo o nada. Para muchas personas, la mejor manera de cambiar su dieta es hacerlo gradualmente. No importa si tu meta es hacerte vegetariano hoy o simplemente comer menos carne, a continuación te damos unas opciones para hacer el cambio. Y recuerda: no se trata de ser perfecto. Si sientes que no puedes abandonar algunas de tus comidas favoritas ya mismo, concéntrate en todo lo demás.

UN DÍA A LA VEZ

Participar en los Lunes sin Carne es una excelente forma de practicar la dieta vegetariana una vez a la semana. Es un cambio pequeño y te puede ayudar a mantenerte en tu propósito mientras pruebas nuevos alimentos. Cuando ya estés acostumbrado, ¡podrás agregar más días sin carne cada semana!




HAZ DE TU CASA UN LUGAR LIBRE DE CARNE

Para algunas personas es más fácil comer platillos vegetarianos en casa que afuera. Considera usar la carne que ya tienes en casa y luego abastecer tu cocina con carnes vegetarianas, granos como fríjoles y lentejas, cereales integrales, verduras, nueces y otros alimentos sin carne. Puedes probar las versiones sin carne de tus platos favoritos y experimentar con nuevas recetas.

ELIMINA LO QUE CAUSA MÁS SUFRIMIENTO

¿Te opones a la crueldad hacia los animales pero no estás seguro de poder eliminar la carne por completo? Comienza por eliminar los alimentos que hacen daño al mayor número de animales. La mayoría de los animales que comemos son pollos y peces. Ellos son probablemente los animales más maltratados en el mundo. Al reemplazar el pollo, los huevos y el pescado con otras opciones, puedes prevenir una gran cantidad de abusos.

HAZTE VEGETARIANO INMEDIATAMENTE

Si decides eliminar la carne de una vez, recuerda que nadie es perfecto. Si haces “trampa” de vez en cuando, no te des una paliza. Siempre puedes comenzar de nuevo en la próxima comida o probar uno de los métodos descritos anteriormente. Tener un método que puedas seguir es más importante que ser perfecto desde el primer día.